TOPKA

English

Libros para todos los niños y todas las familias

Nuestro blog

(Dis)capacidad

Junio de 2007

A ver, ¿qué es ser discapacitado? Hay gente que piensa ser discapacitada porque tiene una o dos discapacidades. ¿Pero qué pasa con las millones de capacidades que sí tienen? Oscar Pistorius, atleta paraolímpico sudafricano.

He observado que las personas videntes tenemos miedo de perder la vista. Todos nos hemos preguntado alguna vez qué pasaría si, de pronto, nos quedáramos ciegos. Hasta ayer no se me había ocurrido preguntarme qué pasaría si, de pronto, una persona ciega se quedara vidente.

Si una persona ciega, de pronto, se quedara vidente, se sentiría perdida. Se vería inundada de estímulos visuales que su cerebro no sabría interpretar. No podría cruzar la calle, ni ir sola a ningún sitio. No sabría leer, por lo que no podría ni estudiar ni trabajar. Tendría que ir a una escuela y volver a aprenderlo todo.

En realidad las personas ciegas y las personas videntes hacemos lo mismo: recibimos información de nuestro entorno. Lo que nos diferencia es el tipo de información que somos capaces de procesar. Yo soy tan incapaz de procesar información táctil como una persona ciega de procesar información visual. ¿Significa esto que todos somos discapacitados?

No lo creo. Si el braille fuera la forma dominante de escritura en nuestra sociedad, yo sería discapacitada. Pero la realidad es que la forma dominante de escritura es visual y excluye a todas las personas con discapacidades visuales. Es decir, que aunque todos los seres humanos somos diferentes y, por lo tanto, tenemos capacidades diferentes, algunas capacidades y discapacidades se consideran dentro de la "normalidad" y otras no.

Yo soy "normal" porque veo y me muevo por el mundo procesando información visual. Una persona ciega no es "normal". Es "discapacitada" porque se mueve por el mundo procesando información táctil y auditiva.

Yo no tengo "necesidades especiales" porque los semáforos que necesito para cruzar la calle son un "derecho" y es "normal" que estén incluidos en el presupuesto municipal. Las personas ciegas tienen "necesidades especiales" porque la señal auditiva que necesitan para cruzar la calle es un "privilegio" y cuesta miles de euros que salen de nuestros impuestos.

En realidad lo que hace la discapacidad no es físico, sino social. Depende de nuestras actitudes y de nuestros valores, y de cómo se reflejan en el gasto público.

Por eso, la próxima vez que decidas algo, qué máquina de café compráis en la oficina o a quién votas en las próximas elecciones, piensa en las personas a las que discriminamos porque tienen capacidades que no entran en nuestra definición de normalidad.

Laila Laván es la autora de "Lucía: alto y claro" un álbum ilustrado por Beatriz Iglesias y publicado por Topka. Lucía es una niña sorda con un hermano adolescente que no le presta atención. Pero Lucía sabe que, al ser oyente, su hermano tiene un punto débil que ella no tiene. Una historia divertida y sorprendente que te hará reír a carcajadas. Descubre más sobre "Lucía: alto y claro".

  1. © 2006-2009 Topka. Reservados todos los derechos.
  2. Aviso Legal
  3. Accesibilidad
  4. Diseñado por abbyrodd